Chiloé

Archipiélago de Chiloé | Descubierto en 1553 | Gentilicio: Chilota – Chilote

El archipiélago de Chiloé, la posesión más austral del imperio español en América, conformó durante el período colonial una sociedad de características muy particulares, marcadas por el aislamiento, la pobreza y el marcado sincretismo cultural.

Fundación

Descubierto en 1553 por el marino Francisco de Ulloa, fue conquistado por Martín Ruiz de Gamboa recién en 1567. Durante los años que siguieron a la conquista, Chiloé sufrió una constante sangría demográfica, producto del tráfico ilegal de indios encomendados hacia los lavaderos de oro de Chile central. Esta situación sólo se contuvo con la gran rebelión mapuche de 1598-1602, la que conllevó la destrucción de todos los asentamientos españoles al sur del río Bío-Bío. Por ese tiempo, llegó a la isla un contingente de españoles e indios amigos que huían de las devastadas ciudades de Osorno y Villarrica, y que se instalaron en la ribera norte del canal de Chacao, fundando los fuertes de Calbuco y Carelmapu. Asimismo, en 1608 llegaron los primeros jesuitas a Chiloé, cuya labor evangelizadora duraría más de 150 años y dejaría una profunda huella en la población del archipiélago. A partir de entonces, la sociedad chilota se fue consolidando paulatinamente, aun cuando tendría que hacer frente a nuevas amenazas, como la de los corsarios holandeses, Baltasar de Cordes (1600) y Enrique Brouwer (1643).

A mediados del siglo XVII la economía del archipiélago sufrió una gran transformación producto del auge del comercio de tablas de alerce hacia el Perú, lo que redundó en un progresivo aumento del trabajo exigido a la población indígena encomendada. Ello generó la rebelión huilliche de 1712, que fue brutalmente reprimida. En los años siguientes, y como fruto de las exigencias de los caciques huilliches, se dictaron nuevos reglamentos que suavizaron la situación de los indígenas. En 1780 fueron abolidas definitivamente las encomiendas chilotas, aún cuando se mantuvo la obligación de los indígenas de pagar un tributo directamente al rey.

La sociedad chilota del siglo XVIII estuvo sustentada económicamente en la exportación de madera al Perú. Su condición de territorio estratégico para la corona española, permitió que en 1767 pasara a depender directamente del Virreinato del Perú y que se fundara la ciudad de Ancud, cabecera militar de la isla. Por otro lado, Chiloé fue zona de misiones, primero a cargo de la Compañía de Jesús y, posteriormente, de los franciscanos del convento de Ocopa. Para facilitar el trabajo evangelizador, los jesuitas crearon un sistema de misión ambulante que recorría las islas del archipiélago y dejaba la actividad religiosa cotidiana al cuidado de los “fiscales”, quienes quedaban a cargo de la comunidad hasta la próxima visita anual de los misioneros. Estos no se limitaron a evangelizar a la población de Chiloé sino también emprendieron expediciones a otros archipiélagos de la zona austral en busca de indígenas para convertir. Por otra parte, los misioneros también viajaron hacia el oriente de la cordillera de Los Andes en busca de la mítica “Ciudad de los Césares”.

En 1826, y tras varias campañas militares de los patriotas que culminaron con la firma del Tratado de Tantauco, se produjo la anexión definitiva de las islas del archipiélago de Chiloé al territorio nacional.

fuente: Memoria Chilena

Datos de Chiloé

Gastronomía

La gastronomía de Chiloé, archipiélago del sur de Chile, es una cocina con características particulares dentro de la cocina chilena.

Se originó de la fusión de platos e ingredientes de la cocina mapuche con la cocina española y posteriormente ha recibido influencias de la cocina chilena y argentina, a las que también ha contribuido con varias recetas. Uno de sus rasgos sobresalientes es el amplio uso de la papa como ingrediente principal de casi todos sus platos, las que se preparan ralladas y mezcladas con harina o con papas molidas y para cada plato existe una variedad idónea por su sabor o consistencia.

Además se usan los mariscos y pescados que habitan el mar interior y la carne de los chanchoscorderos y vacunos que se crían en el campo. Las variedades de manzanas, procedentes de Asturias y Galicia, son pequeñas y usualmente muy dulces y ácidas; se usan para hacer chicha de manzanaempanadas y mermeladas.​

Debido a su proximidad geográfica e historia común con la provincia de Chiloé, esta cocina es también tradicional en las zonas costeras de las actuales provincias de Llanquihue y Palena. Las posteriores migraciones de chilotes desde mediados del siglo XIX también llevaron estas preparaciones a las regiones de Aysén y Magallanes, en la Patagonia chilena.

Preparaciones

Platos

  • Cancato: consiste en una preparación de pescado asado, que tradicionalmente consistía en abrir la carne del pescado con varillas sobre las brasas. Actualmente se da este nombre a una preparación que, independiente de su cocción, lleva distintos aderezos en el interior o sobre la carne del pescado. ​
  • Cazuela chilota: hay dos platos con este nombre y ambos difieren sustancialmente de la cazuela chilena. Uno de ellos consiste en un caldo espeso de cholgas secas, papas y repollos, que puede tener además piures y otras verduras. El otro es una sopa con trozos de carne o vísceras de cordero, arvejasluche y papas.
  • Curanto: se prepara cavando un hoyo en la tierra en el cual se colocan piedras calientes, luego se le colocan los ingredientes tales como mariscos (almejascholgaschoritospicorocos y, en algunas zonas, además, el piure), carnes (chanchochorizospollo), papaschapaleles y milcaos. ​ Cada capa de alimentos se cubre con pangues (hojas de nalca). Finalmente se tapa todo con tepes o plástico para que se cocine al vapor aproximadamente una hora y media.
  • Lloco o yoco: es el plato que se prepara durante el reitimiento o matanza del chancho. Consiste en carne cocida en la manteca, papas, sopaipillas, roscas y prietas. El nombre lloco alude originalmente a cualquier comida que se le lleva a alguien que no pudo asistir a una celebración, y da origen a la expresión “lloquear”.

Panes de papa

  • Chapaleles: se preparan con una masa hecha con harina y papas que se cuece en agua o en el curanto. La variante al horno recibe el nombre de tortilla de papa o cema.
  • Chochoca: la preparación puede ser a partir de la misma masa que se usa para el milcao, o bien de la masa utilizada para la tortilla de papa. Se cuece asándola adherida a un madero cilíndrico. La cocción de la chochoca se hace tal como si se tratara de un asado al palo.​ A la masa suele agregársele chicharrones.
  • Milcaos: se hacen con papas ralladas que son estrujadas hasta dejarlas secas, estas se unen a una cantidad de papas cocidas y molidas, formando una masa a la que le pone manteca y sal. Generalmente se le agregan chicharrones de chancho. Se forma con las manos un disco semejante a un pan y se cocina en el curanto, frito, al horno o en el agua.

Postres

  • Chopom o chopón: consiste en una bola de chuño de papa humedecida, que luego se cuece sobre un brasero o estufa y que se va separando por capas. Estas capas se suelen acompañar de miel o mermelada. Se prepara tradicionalmente para la noche de San Juan.
  • Huminta: También conocido como chapalele o chapalele dulce, es una preparación de harina de trigo, agua, y en ocasiones papa cocida, a la que se da una forma aplanada de rombo para luego ser hervida hasta que flota. Se sirve caliente acompañado con miel o azúcar.
  • Mazamorra: esta se realiza sobre la base de manzanas o grosellas hervidas en agua y molidas o de sidra, a las que se agrega una mezcla de harina de trigo, o chuño de papa, y azúcar.​ En algunos casos, en lugar de harina, se coloca trigo tostado, molido en piedras de mano.
  • Mella de papa: se prepara con papas pilcahues (que permanecen desde el año anterior en el suelo y por ello son dulces) ralladas y mezcladas con harina de trigo. Se cocina hervido, al horno o en curanto, en todos los casos envuelto en pangues. Una versión más fácil de encontrar utiliza papas de la temporada mezcladas con harina y azúcar refinada. En la comuna de Calbuco recibe también el nombre de chuañe o chuhuañe, y a su preparación se le pueden agregar pasas o dulce de membrillo.
  • Rosca chonchina: Consiste en una rosquilla tradicionalmente asociada a la ciudad de Chonchi, y que se preparan con harina, huevosmanteca o aceiteazúcar y polvo de hornear.

Bebidas

  • Chicha de cauchagüe (o cauchao): jugo fermentado en base de la fruta del árbol de luma. Su color es similar al del vino tinto.
  • Chicha de manzana: jugo de manzana fermentado, usualmente a través del proceso de maja
  • Licores
  • Licor de betarraga: a base de betarragas cocidas en agua y aguardiente.
  • Licor de oro: preparado a base de aguardientesuero de leche y saborizantes. Es tradicional de la ciudad de Chonchi.
  • Mistela de apio: licor a base de aguardiente, azúcar y apio. También recibe el nombre de apiao. ​
  • Mistela de frambuesa: bebida hecha con aguardiente, azúcar y frambuesa.
  • Mistela de murta: aguardiente, azúcar y murta macerada. También recibe el nombre de murtado o, en otras zonas del país, “enmutillado”.
  • Rompón: bebida elaborada a partir de aguardiente, leche, huevos y esencias.

Leyendas de Chiloé

1. Los Brujos de Chiloé

La Recta Provincia.
Las historias de brujos son habituales en Chiloé (foto de Pixabay).

Cuando empecé a leer sobre las historias de los brujos de Chiloé, me sorprendió cómo fantasía y realidad parecen entremezclarse.

Según estas historias, un navegante español que visitaba la zona en el siglo XVIII – José Manuel de Moraleda – tuvo un enfrentamiento con una hechicera huilliche, quien tras hundir el barco del primero, recibió de regalo un libro de hechicería europea, conocido como Libro de Arte.

Se dice que los Brujos sacaron sus conocimientos mágicos de este libro, los cuales se fueron fusionando con los rituales y prácticas de los indígenas de la zona.

Según la creencia popular, los brujos tienen la habilidad de volar, transformarse en animalesprovocar daño a las personas a distancia y conocen muy bien las propiedades de las plantas y partes de animales.

Sin embargo, también tienen debilidades: no pueden probar la sal y son especialmente sensibles al humo de canelo. Además, para convertirse en brujos, deben pasar por dramáticos rituales de iniciación, los cuales involucran actos satánicos y canibalismo.

Un lugar de Chiloé en donde se solían reunir los brujos es la Cueva de Quicaví. Se dice que esta cueva tiene su entrada en una quebrada y que se encontraba vigilada por el Invunche (otro ser mitológico del que te cuento más abajo).

Un periodo de especial importancia para los brujos de Chiloé fue el acontecido entre los siglos XVIII y XIX. Durante ese tiempo, el archipiélago era dominado por La Mayoría, una sociedad secreta de brujos que estableció una institucionalidad paralela al Estado en la entonces llamada Recta Provincia, que corresponde a la actual Provincia de Chiloé.

En el año 1880, se llevó a cabo un proceso judicial en contra de varios miembros de La Mayoría, en donde varios de ellos confesaron pertenecer a esta sociedad secreta de brujos.


¿Qué hay de verdad en todo esto?

Como te dije al principio, aquí la realidad y fantasía parecen entremezclarse, por lo que quisiera aclarar ciertos puntos:

  1. El navegante español Juan de Moraleda de verdad existió, sin embargo no hay registros de su competencia con la hechicera huilliche ni de su conexión con el Libro del Arte.
  2. La Cueva de Quicaví es un sitio real que se encuentra en la Provincia de Quemchi. De hecho, Quicaví es un bonito pueblo de casas de madera desde donde se puede acceder a la cueva.
  3. La Recta Provincia también fue un hecho real y es cierto que se realizó un proceso judicial contra los brujos de La Mayoría (se celebró en el Juzgado de Ancud). Sin embargo, es bastante probable que las confesiones de los supuestos brujos fueran obtenidas bajo tortura.

Aparte de estos hechos para los que existe respaldo, del resto no puedo decir mucho. Supongo que queda a la imaginación de cada una.


2. El Invunche

Invunche.
El Invunche en una plaza de Ancud, Chiloé.

Una de las leyendas chilotas que me produce más escalofríos es la del InvuncheImbunche o Machuco, el que corresponde a una criatura deforme manejada por los brujos.

El Invunche tiene la función de proteger la entrada a la cueva de los brujos, siendo además utilizado como instrumento para venganzas o maleficios.

Según la leyenda, para crear un Invunche los brujos deben secuestrar a un niño primogénito de menos de 9 días, al cual deben deformar, aplastando y doblando su cabeza; torciendo sus brazos, dedos, nariz y orejas; pegando una de sus piernas a la nuca; y partiendo su lengua. También lo deben alimentar con leche de gata negra y con carne humana.

El Invunche es una criatura de vida corta, el cual solo deja pasar a la cueva de los brujos a quienes conocen el santo y seña y le hacen una reverencia.

Otro rasgo característico del Invunche es que no puede hablar, debido a las deformidades sufridas, por lo que solo puede comunicarse a través de sonidos guturales.


3. El Caleuche

El Caleuche.
El Caleuche es un barco fantasma que navega por los mares de Chiloé (foto de Pixabay).

Esta es una de las leyendas más conocidas de Chiloé. Se trata de El Caleuche, un barco fantasma que navega por los mares del archipiélago en las noches de neblina.

Los rumores cuentan que este barco viene acompañado de sonidos de cadenas, música y fiesta, los cuales serían utilizados para atraer a los marineros y hacerlos parte de su tripulación por toda la eternidad.

Algunas versiones cuentan que los marineros serían esclavos que tienen un pie pegado a la nuca como el Invunche. Sin embargo, otras versiones dicen que los marineros tienen buena apariencia e incluso circulan entre los habitantes de Chiloé y solo se los podría distinguir por su frío apretón de manos.

También se dice que el Caleuche sería el medio de transporte de los brujos, quienes serían los únicos que pueden subir a él sin convertirse en esclavos.

El restos de las personas deben tener cuidado, ya que puede ser muy peligroso mirar esta embarcación, corriendo el riesgo de morir al instante o quedar con la boca chueca. Además, el Caleuche puede sentir el aliento de las personas, por lo que es mejor no estar cerca cuando este aparece.


4. La Sirena Chilota

La Sirena Chilota.
La Sirena Chilota tiene un cuerpo mitad humano y mitad pez (foto de Pixabay).

Se trata de una criatura mitad humana y mitad pez de gran belleza. Las leyendas la describen como una mujer muy hermosa, de cabello largo y rubio, y con una cola de pescado con escamas color oro.

La Sirena Chilota es la hija menor de la Huenchula y el Millalobo, una criatura mitológica mitad humano y mitad lobo de mar, que ostenta el título de Rey de los Mares de Chiloé. Además, es hermana del Pincoy y la Pincoya, otros seres mitológicos bastante conocidos en esta parte de Chile.

Junto con sus hermanos, tiene la función de cuidar a todos los peces del mar y de llevar el cuerpo de los ahogados al Caleuche, en donde pueden vivir en una fiesta eterna.

Se dice que la Sirena habita la Isla Laitec, en una zona austral del archipiélago, en donde se la puede ver en las noches de luna llena cantando canciones de amor para atraer y seducir hombres.

A los hombres que tienen la mala fortuna de caer en sus redes, los embruja y lleva al fondo del mar, desde donde ya no pueden regresar.

Otras versiones cuentan que algunos hombres logran escapar y retornar a su vida normal luego de tener amores con la Sirena. Sin embargo, estos cargan con la maldición de tener hijos con cola de pez, los cuales mueren al poco tiempo de haber nacido.


5. El Trauco

El Trauco en una plaza de Ancud, Chiloé.
El Trauco en una plaza de Ancud, Chiloé.

Otra de las leyendas más conocidas de Chiloé es la de El Trauco. Se trata de un hombre de rostro grotesco y escasa estatura, solo 80 cm, que deambula por los bosques del archipiélago.

Viste un traje hecho de una planta trepadora, conocida como coralito, y un sombrero de forma cónica hecho del mismo material. Lleva consigo un bastón retorcido y un hacha de piedra mágica.

Según la leyenda, el Trauco tuvo una hija con La Condena, otro personaje de la mitología chilota. Esta hija sería La Fiura, quien es a la vez su señora, con la que tendría varios hijos. Se dice que ambos viven en cavernas o en los troncos huecos de los árboles.

El Trauco deambula por los bosques a la espera de mujeres, a quienes seduce con la mirada para luego provocarles un profundo sueño y dejarlas embarazadas.

También se dice que si le gusta una mujer, deposita sus excrementos amarillos frente a la puerta de su casa, le envía sueños libidinosos e incluso es capaz de entrar a la casa durante la noche.

Algunas formas de protección contra el Trauco incluyen dejar un puñado de arena sobre la mesa y dos cuchillos en forma de cruz en las puertas y ventanas.


6. El cuero

El Cuero, una de las leyendas de Chiloé.
El Cuero es una criatura que habita en los mares, ríos y lagos de Chiloé (foto de Pixabay).

Esta criatura, también conocida como Cuero Vivo o Manta del Diablohabita en los mares, ríos y lagos de Chiloé. Sin embargo, no sería exclusiva de esta región, ya que también se la conoce en zonas del centro y sur de Chile y Argentina.

Según cuenta la leyenda, se trataría de una criatura similar a un cuero de vaca, con garras en los costados, tentáculos que terminan en ojos de color rojizo y una ventosa central por donde succiona la sangre y demás fluidos de sus víctimas.

El Cuero ataca principalmente animales, pero si la oportunidad se presenta no duda en atacar seres humanos y embarcaciones. Sus víctimas serían nadadores o personas que se encuentran cerca de la orilla, a los cuales atraparía con sus garras y arrastraría hasta el fondo, en donde absorbería sus fluidos.

Se dice que una forma de matar a esta criatura es arrojando, al lago o río en donde ataca, troncos de quisco o cactus envueltas en el estómago de un animal. De esta forma el cuero intentará atraparlos y morirá despedazado por las espinas. Otra forma de matar al Cuero es con la ayuda de una machi, quien lo atraería a la orilla y le arrojaría ramas de Calafate, las cuales con sus espinas romperían la piel de la criatura.


7. El Basilisco

Huevo de basilisco.
Los basiliscos nacen de un huevo puesto e incubado por un gallo (foto de Pixabay).

Según las leyendas chilotas, el Basilisco es un ser mitad gallo y mitad culebra, el cual se mueve arrastrándose por el suelo.

Este ser nace de un huevo, puesto e incubado por un gallo, el cual tiene la particularidad de tener una cáscara gruesa y rugosa y color grisáceo.

Los habitantes de Chiloé saben que de encontrar un huevo de estas características deben quemarlo inmediatamente, ya que es la única forma de evitar que nazca el Basilisco.

Si no se quema el huevo a tiempo, de él sale una criatura mitad ave y mitad reptil que se esconde debajo de la casa del dueño del gallo. Solo abandona su escondite de noche, momento en que emite un canto mágico que hace que todos permanezcan dormidos.

De esta forma, aprovecha de absorber el aliento y la saliva de las personas, quienes comienzan a perder peso, palidecer, tener tos y problemas respiratorios y acaban muriendo al poco tiempo.

Se dice que la única forma de eliminar al basilisco, una vez ha salido del huevo, es quemar la casa en donde ataca a sus víctimas.

fuente: Cata Contreras, blog: porquemegustaviajar.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *